Córdoba Nutrición, el centro de descenso de peso que le gana a Ravenna y Cormillot (260.000 miembros en Facebook)

(Por Valeria L. Margosian / RdF) Rompiendo con el paradigma de dieta clásica (la que cuenta calorías y establece horarios para comer) la Lic. Loreley Baravalle ayuda a sus pacientes a adelgazar en Córdoba Nutrición. $ 700 la consulta vs. $ 10.000 de su competencia “famosa”.

Image description
Image description

En Argentina, 6 de cada 10 personas sufren obesidad o sobrepeso (más de 26 millones). Llevándolo a la niñez, el 30% de los chicos en edad escolar tienen sobrepeso y el 6% padece obesidad.

Loreley Baravalle (la joven cordobesa, licenciada en Nutrición y coach en PNL) entendió hace una década que el mundo estaba cambiando en materia de información y que cada vez era más evidente el efecto nocivo de los alimentos ultra procesados. Fue entonces que creó una herramienta (la alimentación inteligente) que sirve no solo para adelgazar (quien sigue el plan y tiene sobrepeso medio puede bajar entre 4 y 5 kilos por mes) sino también para cambiar el estilo de vida y mejorar la salud.

Hoy la acompañan otras 5 licenciadas en Nutrición y están en proceso de crecimiento. “La visión es llegar al mundo a través de la alimentación inteligente mediante la participación activa y solidaria”, explica Baravalle.

El puntapié inicial para este objetivo es el grupo abierto de Facebook, que se creó en 2016 con 11 personas y hoy cuenta con casi 262.000 miembros. “Allí yo comparto mi herramienta y las recetas gratis. Y todos somos colaboradores desde la acción: uno hace un pancito y lo muestra, otro cuenta lo bien que le va y así nos vamos apoyando entre todos, para alcanzar la meta”, ejemplifica.

Este espacio de intercambio se complementa con el canal de YouTube (en el que hay videos explicativos) la página web, la app de Córdoba Nutrición (con el plan de alimentación, recomendaciones, una tabla para ir controlando el peso y recetas, entre otros ítems) y el libro de recetas sin harinas que se consigue en el consultorio.

El trabajo de Córdoba Nutrición en redes y plataformas digitales es un gran diferencial: su fanpage en Facebook suma más de 78.000 personas, contra apenas 2.620 de la franquicia local de Máximo Ravenna y 16.400 del sistema Dieta Club del Dr. Cormillot en Córdoba.

Además, en contraste con estos centros que se apalancan en la fama de sus creadores, Córdoba Nutrición dice ser mucho más económica: cuesta $ 700 pesos la consulta (el primer control es a los 7 días, luego a los 14 y posteriormente una vez al mes) frente a los $ 10.000 mensuales que cobran las opciones “porteñas”.

El enfoque

Para salir de la adicción es necesario ayuda externa en la mayoría de los casos, más en nuestro país donde la comida está muy vinculada con las relaciones sociales. “Se trata de colaborar en una red donde están todos padeciendo lo mismo; el sentir que una foto o una palabra puede ayudar a otro, refuerza el compromiso con uno mismo y genera una actitud energética, que hace que te sientas útil y puedas ser más coherente con tu cambio”, cuenta Baravalle.

Podría pensarse que el compartir gratuitamente el plan de alimentación por redes sociales va en desmedro del centro de descenso de peso (que es en definitiva la fuente de ingresos) pero no. “Tenemos cada vez más pacientes, porque el que gana, es el que más da”, asegura la licenciada.

Y esa regla parece aplicarse no solo a la cantidad de pacientes sino también al éxito de las clases de cocina que brinda (que se llenan) y al mayor número de personas que compran las viandas saludables.

Córdoba Nutrición ofrece platos permitidos en el plan, que se encargan por teléfono y se entregan todos juntos una vez por semana a domicilio (se trata de un servicio tercerizado). El cliente elige el pack que desea (14 menús por $ 2.100, 10 menús por $ 1.650 o 5 menús por $ 900) selecciona las comidas que le gustan y abona en efectivo o con tarjeta de débito al momento de la entrega o previamente mediante transferencia bancaria.

Otro concepto que maneja Baravalle es la accesibilidad. Es por ello que en muchos casos atiende por videollamada. Además, propone una dieta que no es cara. “Ya que a la hora de hacer dieta todo el mundo pone trabas y una traba es el dinero, le damos al paciente muchas opciones para que elija lo que quiere comer de acuerdo a sus posibilidades económicas; comer sano no es comer caro”,  manifiesta.

Córdoba Nutrición está en búsqueda de alianzas estratégicas con centros de psicología y de actividad física para el tratamiento integral del paciente.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: