Viernes 24 , Noviembre de 2017

Escenarios por elecciones: en qué y cómo invertir

(Ignacio Voiron -Mesa de operaciones- TSA Bursatil) Pasaron las elecciones y el panorama nacional a la hora de invertir nuestros ahorros parece mostrar un comportamiento que dicta cierta previsibilidad, el acomodamiento de variables macroeconómicas parece haber comenzado un camino de un par de años. Entendiendo el perfil de cada inversor a través de dos factores claves: nivel de riesgo asociado y tiempo para invertir, y ajustado esto por la moneda a la cual buscar el retorno (pesos o dólares) encontramos distintas alternativas aptas para cada necesidad.

Image description

Hablamos de encontrar un perfil general de un inversor simplificado conociendo que tiempo puede disponer para recuperar el capital o en qué plazo deberá afrontar una obligación con lo depositado; no es lo mismo quien tiene sus ahorros para las vacaciones de fin de año, para cambiar el auto en 6 meses o un año o quien tiene un excedente que no va a necesitar por los próximos años y que destina plenamente a ir haciendo crecer patrimonialmente.

Y entendemos el riesgo dispuesto a asumir en cuanto a la tranquilidad que busca para su capital, y una pregunta muy básica que solo requiere la honestidad brutal de quien vaya a comprar un instrumento, ¿te sentís cómodo viendo que tu activo puede valer menos de lo que lo pagaste?, ¿tolerarías esa situación? O cuál es el histórico plazo fijo preferís que vaya subiendo día a día sin correr riesgo alguno.

A partir de allí y comprendiendo que lo más importante es nunca generalizar; sabiendo que cada inversión tiene su momento y su horizonte, podemos entender perfiles y encontrar las mejores herramientas para cada uno de ellos:

Perfil conservador: Inversores que no quieren adoptar ningún riesgo en la cartera, o bien que tienen una predominancia por el corto plazo y buscan exclusivamente resguardar el capital.

El horizonte es muy claro, Lebacs es la respuesta a todas las preguntas. Actualmente las tasas en el mercado brindan rendimientos entre el 26,5 y el 27% anualizados para operaciones de menos de 60 días. El panorama de ajustes tarifarios hace prever que la inflación no va a dar tregua muy rápidamente lo que nos posicionará en tasas altas por un buen tiempo más y tener la cintura de corto plazo nos va a permitir rápidas modificaciones si fueran necesarias.

Perfil moderado: Aquí los inversores pueden disponer parte de sus carteras de inversión en instrumentos sujetos a riesgo, buscando rendimientos por encima de los encontrados en tasas fijas pero primando en su comportamiento el  conservadurismo.

Es donde comienza a armarse una cartera de inversión diversificada realmente:

40% Renta fija en pesos. Lebacs cortas o bien apuntar a rendimientos por encima de los 120 días superadores pero de bajo riesgo (compra de cheques avalados por el mercado, alguna ON con buenas garantías o bien ir por Lebacs de mayor vencimiento) en caso de disponer del tiempo.

30% renta variable, Acciones, aquí nuestras preferidas de siempre, sólidas en sus rubros Energéticas, Bancarias y Construcción. Primando el control de la volatilidad podemos resignar algo de utilidad pero apuntamos a lo seguro. Las elegidas Pampa Energia, Grupo Financiero Galicia y Holcim Argentina respectivamente.

30% Cobertura del dólar, compra de Letes a 180 días, es la herramienta ideal para estos perfiles.

Perfil agresivo: Inversores que están dispuestos a asumir riesgos en sus carteras, que entienden esto y que principalmente tienen un periodo de inversión de largo plazo (el tiempo mitiga el riesgo, y aun atractivo, no vemos como muy responsable este perfil para el cortoplacista).

80% Renta variable. Si bien mantenemos la primacía de los sectores hoy claves en el mercado Energía, Bancos y Construcción podemos invertir en acciones con menor volumen que puedan dar grandes saltos de cotización y nos guiamos también por el atraso relativo en las subas que han venido mostrando. A nivel energéticas abrimos el abanico a prácticamente todas ellas, por el lado bancario ponderamos mucho más los bancos pequeños (aquellos por fuera del índice Merval) que han subido menos que los tres principales (Galicia, Macro y Francés) y desde la construcción marcamos aparte de Holcim una perlita que está naciendo en el mercado: Loma Negra. Completamos el perfil con algo asociado al consumo masivo y con acciones con exposición a nuestro vecino Brasil (APBR o VALE). Lo que sea sector siderurgia o petrolero nacional, por ahora lo dejamos muy de lado.

El otro 20% analizando la necesidad de rentas mensuales o de largo plazo lo abocamos a Lebacs o a la compra de títulos públicos en Dólares.

Finalmente, un perfil pensado en dólares se ajustará en función principalmente del tiempo en que pueda mantenerse la inversión.

Para operaciones de 6 meses a un año. Las Letes toman la delantera en la cotización y armado (con un ojo siempre cerca de Rofex).

Para posiciones más largas la compra de títulos públicos en dólares con rendimientos aún muy por encima de la media mundial son los más indicados.  Bonar 2020 o 2024 dentro de la curva más corta, y porqué no pensar en el famoso bono centenario  AC17D que si bien con vencimiento a priori eterno brinda una tasa muy interesante.

Así está el panorama hoy, no existen recetas mágicas ni mejores inversiones. Existen solo armados estratégicos de cartera que principalmente representen los intereses de cada uno y en donde cada quien se sienta cómodo. Una Lebac con rendimiento por encima de la inflación es tan válida para un perfil sin riesgo como la compra de una acción que duplique su valor en un año, pero que en el medio allá pasado por muchos altibajos.

Se suele hablar del armado de una cartera de inversión como un viaje en barco, lo importante es que nos lleve a buen puerto, y pasarlo por aguas calmas o aguas turbulentas (dramamine de por medio) debe depender de la elección y sinceridad de cada uno.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: