La euforia que no fue: 3 días de alza y un viernes de gris oscuro a negro

(Ignacio Voiron -Mesa de operaciones- TSA Bursatil) La semana había empezado con datos positivos y con la promulgación de la ley de Mercado de Capitales el Merval creció en las primeras ruedas; sin embargo, la incertidumbre mundial, una toma de ganancia brasilera y los datos inflacionarios del INDEC rápidamente lo retrotrajeron a los valores de inicio de semana. Como siempre, una rápida mirada para entender fluctuaciones, posar el ojo en lo que viene y la clásica perla con destino Lebac.

Image description

Lo que pasó
Semana con muchísimas menos tensiones que las que veníamos transitando. Parece que EE.UU. y China se tomaron un respiro en su guerra declaratoria comercial y los mercados en general se tranquilizaron en la volatilidad que venían arrastrando.

A nivel local la promulgación de las modificaciones a la Ley de Mercado de Capitales tuvo muy buena recepción y la posibilidad de descontar facturas para las PYMES como un nuevo instrumento augura un futuro promisorio. Más allá de eso, el presente rápidamente vivió otro golpe de realidad, la inflación de marzo volvió a ser alta (2,3% la general y 2,6% la núcleo) y la semana terminó con un Merval en 31.600 sin despegue alguno y con poco volumen.

Desde el lado del mercado cambiario, el dólar permanece calmado. La tensión del verano parece haber quedado atrás, la estacionalidad de nuestro modelo económico y el BCRA tomando las riendas de la situación lo plancharon, y parece haber encontrado un canal estable que va a durar por lo menos unos meses. Su correlación con la variación núcleo también generó preocupación adicional y un control más estricto.

Lo que viene<

La perlita de inversión: Lebacs
Este martes el BCRA llevará adelante una nueva licitación de Lebacs y una vez más la tasa va a ser muy interesante para los inversores.

Inflación alta, combinada con las políticas habituales, va a llevar a que la tasa de interés sea superior al 26% para el plazo más corto de 28 días y nuevamente se va a consolidar como la mejor inversión sin riesgo del sistema.

La novedad, el plazo más largo se achica a cinco meses (no se van a licitar a 7 y 9 meses), intentando que las colocaciones de mediano plazo pasen a la órbita de las nuevas Letes en pesos, que desde hace unos meses emite el Tesoro.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: