Volatilidad extrema en una semana que lo tuvo todo

(Por Ignacio Voiron -Mesa de operaciones- TSA Bursatil) Cuando con los últimos movimientos de la semana pasada parecía que se había logrado tranquilizar la incertidumbre financiera, desde el mismísimo lunes pasado todo recrudeció. Nuevas subas del tipo de cambio e inestabilidades financieras terminaron acercando la figura del FMI nuevamente a la opinión nacional. El mercado argentino festejó la dilatada Ley de Mercado de Capitales y recuperó el camino. Lo que pasó, el ojo en lo que va a pasar enfocado en “el” acontecimiento y recomendaciones de inversión para todos los gustos, en nuestro clásico resumen semanal.

Image description

Lo que pasó

Lo más importante para el Merval y los activos de renta variable de nuestro país pasó a partir del miércoles pasado; en trámite exprés diputados finalmente trató y aprobó la Ley de Mercado de Capitales y eso rápidamente fue muy festejado. En estas últimas tres ruedas el MERVAL creció casi un 14% y por sobre todas las cosas parece re instalarse la sensación de que Argentina ha hecho todo lo necesario para ingresar al selecto grupo de Emergentes. Las acciones líderes mostraron sólidos desempeños y como corolario de la gran noticia el mercado volvió a operar con volúmenes por encima de los 1.400 millones de pesos diarios promedio en estas jornadas.

Dos datos adicionales, muy importantes:

  • Estamos entrando en temporada de balances y las presentaciones hasta ahora son muy auspiciosas; si pasa el ruido y la incertidumbre, los datos fundamentales de las cotizantes llaman a continuar el alza.
  • En un paper presentado por JP Morgan el día jueves, uno de los bancos de inversión más grandes del mundo, se jugó muy fuerte por la inclusión de Argentina en la recategorización de Emergentes por parte del MSCI. Detalló punto por punto el cumplimiento de todas las metas solicitadas (aquellas que en principio trabaron el ingreso el año pasado) y predijo que el ingreso es casi inminente y que tendríamos buenas noticias cuando a mediados de junio el organismo se expida. Una señal que volvió a poner al MERVAL en el radar internacional, y que con los cuidados y cautelas habituales puede ayudar a traer confianza y certidumbre nuevamente.

El mercado cambiario continuó con la volatilidad y finalizó operado en las pantallas mayoristas a $ 23 por unidad de dólar ($ 23,40/60 en promedio en banca minorista). Una semana con sostenidas subas y pocas intervenciones hasta que a media jornada del viernes la cotización pasó los $ 24 y allí rápidamente el BCRA salió a re acomodar la situación vía intervención (suerte similar sufrieron los instrumentos en pesos con vencimiento en corto plazo con volatilidad pocas veces vista).

Lo sano, la sensación del cierre de jornada fue de una situación bajo control del BCRA, o por lo menos sin desconciertos. Muy importante para la volatilidad reinante, un Banco firme que actúe.

Lo que viene

La perla de inversión: ¿qué inversión te ayuda a pasar el momento?

Como hace años no se veía, la volatilidad e incertidumbre se apropió de todos los instrumentos. Ni las súper tasas en pesos, ni la variación del tipo de cambio, ni las promesas de renta variable parecen conformar al espectro inversor y por ello recurrimos a la herramienta fundamental para cada quien: el re análisis del perfil de inversión propio y la búsqueda del instrumento que por sobre todo brinde tranquilidad.

Para inversores comprometidos en moneda extranjera o bien con carteras con tendencia a la dolarización el camino es sin duda migrar a una cartera casi exclusivamente en dólares. Bonos nacionales de corto plazo que vienen recuperando valor tras pronunciadas bajas o bien LETES en dólares para asegurar un tipo de cambio menor a 120 días son las herramientas que no pueden faltar.

Para los conservadores pero que entienden que a corto plazo la volatilidad cambiaria se va a tranquilizar el instrumento siguen siendo las Lebacs. El próximo martes y como gran evento de la semana el BCRA volverá a licitar, con plazos de hasta 150 días y con la incertidumbre reinante se esperan tasas que estén muy cerquita al menos del 40% anual (algo más del 3% mensual).

Finalmente, para los ávidos de riesgo, para los que puedan pensar una inversión por lo menos hasta el 2019 y con un ojo permanente en la decisión del MSCI, los activos de renta variable pueden traer grandes alegrías en las carteras. Como siempre, ir por las más grandes de cada segmento y confiar de que Argentina salga de este momento negativo que está transitando.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: