Ahora la pasta también es “larga vida”

La empresa riocuartense Gualtieri Hnos. S.A, más conocida por su marca “La Italiana”, acaba de ampliar sus instalaciones añadiendo 1.000 m2 a los 6.500 m2 con que contaba la fábrica.
"Estamos instalando una máquina italiana con la que vamos a producir una nueva línea de pastas que tienen una duración -para su período de consumo- de 6 meses", explica Héctor Alignani, gerente general de La Italiana, en la foto junto a su socio Roberto Gualtieri.
El nuevo equipamiento -que demandó una inversión de 600.000 euros- realiza un proceso de pos pasteurización (algo así como una doble pasteurización) que alarga la vida del producto sin necesidad de conservarlo en frío y sin tener que agregar conservantes, en un proceso similar al de la leche larga vida.
De esta manera, La Italiana contará ahora con un mejor margen de tiempo para aumentar la exportación de sus productos a toda Latinoamérica y llegar hasta EE.UU. "Este es un sistema único en América Latina y estará en funcionamiento en unos 60 días, comenzando por las líneas de ñoquis, ravioles y capelettis", se entusiasma Gualtieri.