Sin ILS y con pista principal en reconstrucción, el Taravella entra en zona de turbulencias hasta mayo

Cuando finalicen las obras, el Aeropuerto Ambrosio Taravella tendrá una pista principal 0Km y mucho más espacio para el rodaje y estacionamiento de los aviones. Pero hasta entonces, la operación sobre la pista secundaria puede traer cancelaciones y derivaciones de vuelos, como ya sucedió el jueves pasado.

Image description

La buena noticia es que -al tener dos pistas, como Ezeiza- el Aeropuerto Córdoba no deberá permanecer inactivo durante la reconstrucción de su pista principal, como sí sucedió en Salta y Tucumán.

La no tan buena, es que la pista secundaria no puede operar con ILS, la tecnología que permite trabaja solo por instrumentos cuando la visibilidad está restringida por meteorología.

Por eso, el jueves pasado -con una pequeña niebla y apenas lluvia- varios vuelos fueron cancelados y derivados, como sucedió con la conexión Aeroparque - Córdoba de Norwegian.

Ante la consulta de InfoNegocios sobre los inconvenientes del pasado jueves, Matias Maciel, director de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Norwegian comentó que el vuelo operó con normalidad, pero que la segunda pista del aeropuerto no cuenta con sistema ILS y por tal motivo no pudieron aterrizar.

Andrés Lavallen, encargado de Operación de Vuelo del Aeropuerto Ambrosio Taravella, nos aclaró el panorama:

“La pista que se está utilizando ahora es la 05/23, la misma no posee instrumental de apoyo para el aterrizaje de los aviones, lo que se llama ILS (instrument landing system). Al no poseer este sistema de ayuda, los mínimos de visibilidad y techo nuboso aumentan, es decir, se necesita más visibilidad y menos capa nubosa para aterrizar, siempre comparando con los de la pista 18/36 que hoy se encuentra en obras”.

Y añadió: “La pista 05/23 requiere 1.400 metros de visibilidad, mientras que la 18/36 (NdelR: la pista principal) 550 metros. Si las condiciones se vuelven a repetir es probable que se vuelvan a complicar las operaciones, teniendo en cuenta también el gran movimiento aéreo que hoy por hoy tiene Córdoba”.

Lavallen explicó que las aerolíneas ya están al tanto de la situación y por eso cargan más combustible por si tienen que hacer esperas no programadas.

“Las obras son importantes, cada vez tenemos más movimiento y en los próximos meses llegan nuevas empresas; era fundamental la modernización de los sistemas y de la pista”, destacó sobre relevancia de este proyecto.

Daño colateral: algunas aerolíneas deberán cargar menos peso (y menos pasajeros)

“Por otro lado la pista en uso (05/23) mide 1.000 metros menos que la principal (2.200 vs. 3.200). Los aviones a mayor pista pueden sacar más peso, y el calor es un factor importante -estamos entrando al verano y Córdoba tiene fuertes temperaturas-; es una cuestión más técnica, pero con mayor temperatura se necesita más pista para despegar”.

-¿Eso significa que las aerolíneas deben cargar menos peso y pasajeros?, preguntamos

-¡Exacto! Se requiere un análisis puntual para cada vuelo. Algunas de las empresas, sobre todo las que tienen vuelos de más de 3 horas han tenido que restringir los vuelos justamente por peso, entonces en un avión que normalmente por pista 18/36 sacan 220 pasajeros, hoy por 05/23 sacan 190”.

Plan de obras

Las obras comenzaron la semana pasada y finalizarán en mayo de 2019. En total todas las obras demandarán una inversión de más de $ 2.000 millones.

El conjunto de obras en Córdoba incluye: la reconstrucción de las calles de rodaje -donde transitan los aviones desde la plataforma hacia la pista- y la instalación de un nuevo sistema de balizamiento de última generación. Se intervendrán en total 140.000 m2 de superficie con tareas de hormigonado y asfaltado. Además, se realizarán tareas de demarcación horizontal y obras hidráulicas, lo que permitirá asegurar, en el largo plazo, el cumplimiento de los estándares de seguridad exigidos por las normativas internacionales.

Se proyecta instalar un Balizamiento Categoría III, lo que haría de Córdoba el segundo aeropuerto en el país en tenerlo, luego de Ezeiza. Esta categoría implica que un avión puede operar en condiciones desfavorables de visibilidad, dando como resultado una mayor cantidad de operaciones, si se compara con categorías inferiores, y por ende, más eficientes y seguras. Todas las balizas de eje, borde y extremos de pista serán de tecnología LED, y se incorporarán nuevos letreros de señalización visual.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: