Un “artista” de lo tecnológico

Un Café con… Walter Abrigo